¿Qué pasa en los ojos de los rebecos?

Posted on Actualizado enn

Queratoconjuntivitis infecciosa

La queratoconjuntivitis infecciosa es una enfermedad ocular muy contagiosa que ocasiona una inflamación de la córnea y de las mucosas del ojo.

Está causada por el hongo Mycoplasma conjunctivae en caprinos salvajes  (rebecos, muflones y cabras monteses) como domésticos (ovejas y cabras).  Se trata de una enfermedad conocida desde la antigüedad y considerada de poca importancia en ganadería de pequeños rumiantes debido a su esporádica incidencia, su carácter generalmente auto-limitante y la baja mortalidad. No obstante, puede llegar a ser grave en ungulados de montaña, cómo el rebeco, el cual padece brotes epidémicos que pueden llegar a diezmar sus poblaciones debido a lesiones oculares irreversibles y/o accidentes traumáticos por ceguera. En los rebecos del Pirineo se describió esta enfermedad por primera vez en 1980-81. El hallazgo de rebecos ciegos y desorientados en los macizos afectados por brotes epidémicos es común ya que prácticamente la totalidad de la población puede verse afectada.

educació ambiental ulnae bones
Cráneo de rebeco

Diversas observaciones y estudios sugieren que la enfermedad se transmite entre las distintas especies y que algunas de éstas podrían actuar como reservorio para otras más susceptibles clínicamente, como el rebeco.

En los últimos años se ha llevado a cabo una serie de estudios en el Servei d’Ecopatologia de Fauna Salvatge (SEFaSUniversidad Autònoma de Barcelona), junto con el IRTACRESA, para conocer mejor la epidemiología de esta enfermedad en la interfaz domestico-salvaje.

En estos trabajos se ha demostrado que la infección ocular por M. conjunctivae en rebaños de ovejas y cabras es muy común y se mantiene de forma endémica en el Pirineo. A excepción de algunos casos  que presentan ligera inflamación ocular, la infección es subclínica en un 90% de los animales y pasa generalmente desapercibida. Por el contrario, el seguimiento de M. conjunctivae en poblaciones salvajes del Pirineo ha revelado diversas dinámicas de infección en el rebeco, resultantes tanto en una incidencia baja pero constante en algunas poblaciones, como en la detección de brotes de enfermedad o en la desaparición del micoplasma. Además hemos detectado M. conjunctivae ocasionalmente en muflones.

La persistencia de ciertas cepas de M. conjunctivae en poblaciones de rebeco durante la extensión de los estudios (seis y nueve años) nos indica la existencia de ciclos selváticos y domésticos independientes con rebecos y ovejas como especies reservorio, respectivamente. La transmisión cruzada entre especies puede haber tenido una importancia histórica en la introducción de Mycoplasma conjunctivae en poblaciones de ungulados de montaña, pero con estos estudios hemos visto cómo éstas pueden llegar a mantener el micoplasma de forma independiente durante largos periodos de tiempo.

http://www.cresa.cat

30 de octubre de 2017. Modificado de X. Fernández

Anuncios

RÉPLICAS DE HUELLAS

Posted on Actualizado enn

Os ofrecemos la colección más completa de la península ibérica de huellas de aves, mamíferos, reptiles y anfibios.

Cada huella va acompañada de información de la especie. Realizadas con resina. Tamaño real. Réplicas en positivo.

¡ACTUALIZAMOS ESTA LISTA CADA TRIMESTRE!

huellas ulnae bones

¡ENVIO GRATIS HASTA EL DÍA 2 DE FEBRERO!

Anatomía de Malpolon monspessulanus

Posted on Actualizado enn

Un atlas con fotografías reales. A veces los esquemas pueden ser de gran ayuda para observar detalles, pero en este caso la petición ha sido la elaboración de un atlas de anatomía de una culebra bastarda (Malpolon monspessulanus).

Os mostramos una imagen de la serie.

culebra bastarda ulnae bones atlas escamas serpiente

Virus del Nilo Occidental y los azores

Posted on Actualizado enn

Primera detección del virus del Nilo Occidental en una ave rapaz en Cataluña

 

Hace más de 10 años que se está realizando un programa de vigilancia del Virus del Nilo Occidental en Cataluña liderado por el DARP, IRTACreSA.

Este programa se inició para detectar precozmente la propagación del virus del Nilo Occidental (WNV). Este virus puede afectar a equinos y aves salvajes. Es transmitido por mosquitos.

Actualmente la vigilancia es basa en una acción activa (en aves y equinos que no presentan ningún síntoma) y con la acción pasiva (en aves y equinos que presentan algún síntoma compatible con la enfermedad, principalmente transtornos neurológicos o localizados muertos) en Cataluña.

La acción pasiva se realiza en el centro de bioseguridad de nivel 3 de IRTA-CReSA (Node de la ICTS RLASB). Aquí es donde se ha localizado por primera vez el virus en un azor (Accipiter gentilis) hembra localizada muerta en el municipio de Alguaide, Lleida.  .

 

accipiter gentilis ulnae bones
Cráneo de azor en vista superior y lateral

El azor fue localizado deshidratado, apático, con bajo peso, y posteriormente aparecieron los signos nerviosos, por lo que se tubo que sacrificar.

En octubre se realizaron los análisis en el IRTA-CReSA de las muestras de cerebro de este azor. Aquí se detectó por técnicas de biología molecular que contenía elevadas concentraciones de Virus del Nilo Occidental.

Este virus crece y se propaga de un ave a otra a través de mosquitos infectados. Algunas especies de mosquitos pueden alimentarse tanto de la sangre de aves como de la sangre de mamíferos (por ejemplo, humanos o caballos) siendo vectores de la infección a estos animales provocando en un percentaje significativo la enfermedad.

Esta enfermedad es endémica en partes de África, Oriente Próximo y Europa, aunque en los últimos años se ha detectado en más sitios.

Las aves son el reservorio natural del WNV. Muchas aves pueden resultar infectadas sin mostrar sintomas, pero los córvidos sí que presentan una alta mortalidad.  Por esto se usan los córvidos como alarma biológica y que se puede anticipar algunas semanas brotes humanos.

El virus tambien se puede transmitir por ingestión de cadáveres (fallecidos por la enfermedad) o puede ser transmitido durante la lactancia, por transfusión o transplantes de órganos.

La mayoría de los vectores implicados en la transmisión del WNV pertenecen al género  Culex.

larvas insecto ulnae bones
Culex sp

Esperemos que este azor sea el último…

Noviembre de 2017. Modificado de N. Busquets

http://www.cresa.cat

Colaboradores del EJIP 2018

Posted on Actualizado enn

Como sabéis, desde el año 2002 se viene celebrando anualmente, el Encuentro de Jóvenes Investigadores en Paleontología y áreas afines, con el objetivo de dar a conocer la labor investigadora, así como fomentar la colaboración entre diversas líneas científicas.

En sus dieciséis años de historia será la primera vez que se celebre en el País Vasco, por lo que se prevé una gran acogida de investigadores de toda la Península Ibérica. Jóvenes Investigadores de diferentes áreas de Geología de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) recogen el testigo de la organización de este encuentro.

Un año más seguimos colaborando con el EJIP. Este año hemos ofrecido unos kids de réplicas y huellas de fauna ibérica. Todos de tamaño natural.

Colmillo de oso de las cavernas
Diente de tiburón blanco
Fósil de rana
Huella de corzo
Huella de gaviota
Huella de colirrojo tizón
¡Allí nos vemos! ¡Disfrutad de este encuentro y aprended mucho!

Rastres a la neu

Posted on Actualizado enn

Amb el Consorci del Ter organitzem aquesta sortida. Sigueu benvinguts!

 

rastres neu ulnae bones

 

El fatídico pelo de caballo

Posted on

El nido, elaborado cuidadosamente por sus padres, estaba realizado con barro y reforzamientos de pelos que se encontraron sus progenitores en un campo donde pastaban unos caballos.

El pollito, junto con sus hermanos, abría su enorme pico cada vez que venían sus padres para alimentarlos. En uno de estos momentos que euforia y locura alimenticia se le enrolló el pelo del caballo en su patita. Con los sucesivos movimientos, junto con el poco espacio dentro del nido, el pelo se enredó y enredó en su hipotarso.

Con el paso de los días este pelo cogió protagonismo en la joven golondrina. Cada vez estaba más enrollado en su pata hasta el momento que empezó a necrosarla. En este momento ya no había marcha atrás, estaba perdiendo el pie ya que no le llegaba la sangre y acabarían muriendo los tejidos de la parte distal de la pata.

Con el paso de los días el dolor era acusado y se le acababan las fuerzas para seguir chillando para coger el primer puesto del nido para recibir los sabrosos mosquitos que le traían sus padres. Llegó un momento que su cuerpo débil ya no pudo más.

 

Con esta breve historia queremos dar a conocer el daño que puede llegar a hacer un pelo de la crin de caballo. La crin de caballos es muy usado para la elaboración de nidos, y en varios casos hemos visto patologías en las patas de los pollitos. Hoy hemos querido contaros esta historia para dar a conocer una situación que ocurre a menudo y, seguramente, las personas que gozamos con observar los nidos en los pueblos, con el vuelo de las aves yendo y viniendo, nunca nos hubiéramos imaginado esta situación de terror que puede ocurrir dentro de los nidos.

Fragilidad y poderoso, unos conceptos vinculados a las golondrinas. Hirundo rustica, la golondrina, un ave de menos de 20 gramos que cada año migra a África donde pasa el invierno y regresará al mismo lugar donde nació el próximo año para reproducirse. Parten antes los ejemplares adultos y los jóvenes vagabundean sobre un área en torno a 50 kilómetros de su lugar de nacimiento, agrupándose en dormideros antes de partir.

El pequeño animal, que pesaba 7 gramos, a finales de agosto se hubiera ido a la zona subsahariana (3.500 km) donde pasaría allí el invierno, para regresar en mayo de nuevo a nuestro pueblo. Un pelo tan insignificante le truncó su apasionante y movida vida…

 

Os dejamos unas fotografías de la golondrina protagonista de la historia.

hirundo rustica ulane bones pelo caballo

hirundo rustica golondrina pelo caballo ulnae bones