Torsión de fíbula

La fíbula es un hueso que interviene en la estabilidad del tobillo y de la rodilla.

La estabilidad de la rodilla viene dada por el entremado de ligamentos (ligamento colateral lateral y medial, el cruzado posterior y el cruzado anterior) localizados entre el fémur, la tíbia, la fíbula y la patella.

En condiciones normales, el ligamento colateral lateral une la zona distal lateral (externa) del fémur a la cabeza de la fíbula (ver figura 1).

rodilla Figura 1. Modificado de Martínez et al. (2005).

El ejemplar de estudio presentaba el ligamento colateral lateral laxo para poder permitir el giro de la cabeza del hueso externo de la pierna. Este ligamento se presentaba de forma oblicua (como el ligamento cruzado anterior).

La cabeza proximal de la fíbula se localiza fuera de su zona de unión a la tíbia. La torsión se localiza en la mitad de la diáfisis de dicho hueso (flecha roja). Esto implica una flexibilidad extra del músculo tibial para poder permitir el giro diafisario (ver figura 2) provocando una torsión en la inserción de la cabeza proximal fibular en la tíbia.

P1100332.1Figura 2. Foto del ejemplar de estudio.

En la otra extremidad se aprecia como el hueso se presenta en perfecto estado (ver figura 3).

P1100341.1Figura 3. Fíbula en condiciones normales.

 Estos huesos pertenecen a una loba, propiedad de Carlos Sanz

 

Para saber más sobre patologías en huesos puedes contactar a ulnaebones@gmail.com

 

Bibliografía:

Bozkurt M, Apaydin N, Tonuk E, Isik C, Cay N, Kartal G, Acar HI, Tubbs SR. (2014). Impact of fibular torsion and rotation on chronic ankle instability. Foot Ankle Surg. 20(2):125-9.

Martínez, P.; Achury, O.; Lara, S.; Gutiérrez, E. & Forero, J. (2005). Técnica de la hamaca modificada para la estabilización extra-articular de la rodilla en ruptura del ligamento cruzado craneal en caninos. Revista de Medicina Veterinaria, nº9: 19-35

Anuncios