Vencejo común

Acaba de declararse el Ave del Año 2021. El afortunado es el vencejo común, Apus apus.

Tras la votación popular puesta en marcha por SEO/BirdLife para decidir la especie bandera de este año, la ganadora ha resultado ser esta ave frecuente en entornos urbanos con el 49.58 %. El objetivo es poner el foco sobre una especie que necesita una atención especial bien por su mal estado de conservación o bien porque simboliza la urgencia de proteger los hábitats que la acogen y frenar las causas que están originando su estado desfavorable de conservación.

Los vencejos suponen la adaptación extrema de las aves a la vida aérea. Todo su ciclo vital se puede desarrollar en vuelo, excepto la nidificación. El vencejo común es la única especie europea que habita zonas relativamente frías. Los pollos han desarrollado la capacidad de entrar en un estado de torpor, similar a una hibernación, que les permite superar fenómenos meteorológicos adversos sin la necesidad de comer. El mal tiempo puede hacer que el alimento escasee y que los padres tengan que realizar largos desplazamientos para alimentar a sus polluelos. En estas situaciones, son capaces de ralentizar su metabolismo y entrar en este tipo de letargo pasando varios días sin comer.

En origen rupícola, actualmente cría casi de forma exclusiva en zonas urbanas, incluso en metrópolis enormes y contaminadas. La longevidad del vencejo es mayor a 20 años. Pesa entre 35 y 45 gramos. Se alimentan exclusivamente de insectos que capturan volando.

El ornitólogo británico Ronald Lockley, fallecido en el año 2000 a los 96 años de edad, planteó la siguiente hipótesis hace casi cincuenta años: que, a excepción de la temporada de cría, el vencejo común pasa la mayor parte de su vida en el aire. Por primera vez, unos investigadores de la Universidad de Lund (Suecia) han podido corroborar científicamente esta suposición, según ha revelado hoy dicha universidad. El vencejo común permanece en vuelo ininterrumpido durante diez meses completos y sólo se posa dos meses para poner los huevos y criar a sus polluelos. “Este descubrimiento amplía significativamente el conocimiento sobre la fisiología animal. Una fase de vuelo de diez meses es todo un récord, es lo más prolongado que conocemos en cualquier especie de ave”, afirma Anders Hedenström, del Departamento de Biología de la Universidad de Lund.

Presenta silueta en forma de ballesta, cola corta y ahorquillada, y alas estrechas y largas. Posee pico corto, plano y con la boca muy ancha; patas emplumadas y extremadamente cortas, que le impiden posarse en el suelo; y pies pequeños y de fuertes garras, con los cuatro dedos dirigidos hacia delante. Muestra coloración uniforme de tono pardo oscuro, casi negro, excepto en la garganta, que es blanca; la cara inferior de las alas resulta un poco más pálida. En otoño, con su plumaje desgastado, es algo más claro. Ambos sexos son iguales. Los jóvenes se parecen mucho a los adultos, aunque con un tono algo más oscuro y un aspecto escamoso, por los pequeños ribetes blancos que tienen en las plumas.

Los investigadores han hecho un seguimiento de 13 pájaros individuales, en algunos casos durante dos años seguidos. Gracias a un nuevo tipo de registro de microdatos, acoplado al cuerpo del animal, han podido saber si los pájaros permanecían o no en vuelo, además de su aceleración y localización en todo momento. Los resultados han demostrado que algunos vencejos se posaban de noche durante períodos cortos, a veces durante una noche entera. Pero incluso estos pájaros pasaban en el aire más del 99,5% de los diez meses de migración e hibernación.

Vencejo común con radiotransmisor

La información procedente de otros pájaros demuestra que no se posaron ni una sola vez en diez meses, siempre migrando e hibernando al sur del Sáhara. Los vencejos que no descendieron renovaron las plumas, de las alas y de la cola, durante el proceso de muda, mientras que aquellos que descendieron en alguna ocasión no mudaron el plumaje de las alas.

Esta ave es observada casi siempre en vuelo y en grupo. Las condiciones de luz, el fondo y la distancia determinan su apariencia, pudiendo confundirse con frecuencia con el vencejo pálido. Se localiza habitualmente en núcleos urbanos, volando de forma incansable a gran velocidad. Pasa la mayor parte de su vida en el aire, y únicamente se la ve posada cuando entra o sale del nido. Duerme tanto en el nido como en vuelo.

Manera gráfica de ver la vida del vencejo.

Varios estudios, con radares y otros métodos, mostraron que estas aves permanecieron a gran altitud, hasta 2000 m, toda la noche y volvieron a bajar por la mañana. Se cree que tienen que dormir al planear en corrientes ascendentes calientes.

El vencejo es un ave gregaria, y lo más frecuente es verlos volando en bandadas piando escandalosamente. Pueden ser muy rápidos, y se dice que son capaces de volar a 100km/h. Vuelan sobre todo a primeras horas de la mañana y al atardecer.

Hacia finales de mayo, la hembra pone 3 huevos que ambos progenitores incuban durante unos 20 días. Alimentan a los polluelos con insectos que capturan volando y que acumulan en unas bolsas de su garganta.

Los datos del programa de seguimiento de aves comunes en primavera de SEO/BirdLife (Programa Sacre), evidencian que el vencejo común ha experimentado en España un declive del 27,2% en los últimos 22 años (1998-2020). Es una especie protegida a escala estatal, al igual que sus nidos, pollos y huevos, incluida en el Listado de Especies en Régimen de Protección Especial. También está protegida a escala internacional, por la Directiva de Aves y el convenio de Berna. 

Una de sus principales amenazas es la destrucción de sus lugares de cría. Tanto los vencejos comunes como los pálidos vuelven año tras año a criar en los mismos edificios. En ocasiones, al llegar desde África, los vencejos se encuentran con sus zonas de cría destruidas por obras de rehabilitación, o incluso sucede que las obras comienzan con los vencejos en el interior de sus nidos. En estas situaciones se observa la desesperación de los vencejos adultos por encontrar la desaparecida entrada a sus nidos. 

Nuestra contribución para el vencejo este año será:

1) realización de un atlas osteológico de los huesos identificables y singulares de la especie;

2) en NUESTRAS REDES SOCIALES (instagram y facebook) LANZAREMOS preguntas Y RETOS CON EL VENCEJO DE PROTAGONISTA

para los ganadores habrá huellas de vencejos. ¿DÓNDE MÁS ENCONTRARÁS SUS HUELLAS? En nuestra colección las tenemos!

¡SÍGUENOS Y PARTICIPA EN NUESTRO CONCURSO!

Fuentes:

https://seo.org

https://www.nationalgeographic.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s