esqueleto

Hioides de caballo

Posted on Actualizado enn

El hueso hioides proviene de los arcos branquiales segundo y tercero, cuyos cartílagos se osifican muy tempranamente uniéndose a las ramas mandibulares.

Se articula con el hueso temporal.

El hioides está formado por dos componentes, el CUERPO y el APARATO SUSPENSORIO.

El cuerpo del hioides se localiza en la base lengua y presenta una apófisis lingual larga, en el caso del caballo. Hacia el tiroides se direncción a el asta mayor, el TIROHIOIDES (no presenta en la fotografía).

El asta menor o CERATOHIOIDES se une al basihioides muy débilmente. En esta zona zona es donde se unen al hueso temporal.

El aparato suspensorio está formado por el TIMPANOHIOIDES que es cartilaginoso, el ESTILOHIOIDES que es aplanado en los caballos y el EPIHIOIDES que en el caballo se une a temprana edad con el estilohioides.

ulnae bones hueso hioides atlas osteologico

Este hueso hioides pertenece a un ejemplar juvenil de caballo.

Anuncios

Osteología del cisne vulgar

Posted on Actualizado enn


Cygnus olor, el cisne vulgar. Un animal elegante, de gran porte y de enorme belleza. En Europa el cisne ha sido un animal doméstico desde el siglo XIII, atrayendo la atención de los nobles por su gran belleza.

Es una especie que se empareja de por vida, es decir, son monógamos.Se le distingue de los otros cisnes de color blanco por tener el pico de color amarillo anaranjado a rojo. Los otros lo tienen negro y amarillo. También es el único cisne blanco al que le crece una carúncula negra sobre la base del pico.

Este ejemplar es una hembra que pesaba 7 kg y vivió en estado salvaje, siendo la reina del embalse.

Hemos elaborado un estudio detallado de la anatomía osteológica de su esqueleto. A veces los animales más conocidos por todo el mundo acaban siendo los más desconocidos biológicamente. Como curiosidad os detallamos que el cuello del cisne tiene 23 vértebras, más que cualquier otra ave.

Aquí os mostramos el detalle de su cráneo:

ulnae bones cisne craneo

Tafonomía en aves

Posted on Actualizado enn

Aquí os presentamos el resúmen de un trabajo de tafonomía en aves. Un riguroso trabajo elaborado en la Patagonia. Creemos que puede ser muy útil para arqueólogos y paleontólogos que están estudiando procesos tafonómicos…

La TAFONOMÍA es la disciplina científica que se dedica a comprender cómo se conservan o destruyen los restos orgánicos. Estudia los procesos de preservación y de la forma en que éstos afectan a la información que puede obtenerse a partir del registro fósil, tanto paleontológico como arqueológico (Behrensmeyer et al., 2000).

TAFONOMÍA EN AVES

Entre los aspectos más recurrentes, se ha observado que las extremidades posteriores se desarticulan de la carcasa antes que las anteriores. Asimismo, los elementos de las extremidades posteriores se desarticulan entre sí más rápidamente que los de las extremidades anterio­res. Estas últimas permanecen más tiempo como una unidad, frecuentemente junto a coracoides, fúrcula, escápula y, en algunos casos, esternón. En ambas extremidades, las porciones proximales se desarticulan antes que las distales. Estos aspectos de la secuencia planteada para carcasas de aves voladoras son coincidentes con la detectada en Patagonia, y también se cumplen en los restos de pingüinos (Cruz, 2007b).

En las carcasas de ñandúes, en cambio, los primeros elementos en des­articularse son el cráneo, la cintura escapular, el esternón y las extremidades anteriores, que son rápidamente destruidos por los procesos tafonómicos. Vér­tebras y costillas pueden permanecer articuladas como una unidad en conjunto con la pelvis, pero se desarticulan y destruyen antes que las extremidades pos­teriores. Estas extremidades, especialmente la porción distal (tibiatarso, meta­tarso y dígitos), pueden permanecer articuladas por largo tiempo y sus elemen­tos son los más resistentes a los procesos destructivos (Belardi, 1999; Cruz, 2007c; Cruz y Elkin, 2003; Cruz y Fernández, 2004).

Entre los restos de aves voladoras predominan los elementos correspondientes a las extremidades anteriores (especialmente húmeros, radios y ulnas), las vértebras, así como los tibiatarsos (Cruz, 2005; Muñoz y Savanti, 1998). En el caso de los ñandúes, los elementos más representados son los de las extremidades posteriores (tibiatar­sos y tarsometatarsos) y las vértebras (Belardi, 1999; Cruz, 2000, 2005; Cruz y Elkin, 2003; Cruz y Fernández, 2004). Los restos de pingüinos más abundantes son los correspondientes a ambas extremidades (especialmente húmero, fémur y tibiatarso) y el coracoides (Cruz, 1999, 2005, 2007b; Emslie, 1995). La cintura pélvica es la porción anatómica menos representada en todos los casos.

ulnae bones tafonomia aves esqueletos
Secuencias de desarticulación de carcasas de aves. Autores varios

 

Éste es sólo una extracción del artículo. Realmente es muy interesante. Os recomendamos leer y seguir a Isabel Cruz.

Referencia: Isabel Cruz. TAFONOMÍA DE HUESOS DE AVES. ESTADO DE LA CUESTIÓN Y PERSPECTIVAS DESDE EL SUR DEL NEOTRÓPICO. Antipod. Rev. Antropol. Arqueol. No. 13, Bogotá, julio-diciembre 2011, 294 pp. ISSN 1900-5407, pp. 147-174.